surcos-arrugas

Las arrugas son surcos o dobleces de la piel que se forman debido a diferentes procesos relacionados con el envejecimiento; la formación de arrugas puede acelerarse por diversos factores como son la exposición a los rayos ultravioleta (por medio del sol o las cabinas de rayos uva), la falta de hidratación, el tabaco, las rápidas bajadas de peso, el estrés. Además en el caso de las arrugas en la cara, estas tienden a formarse en las líneas que se marcan con la repetición de los gestos faciales, siendo estas denominadas arrugas de expresión.

Existen tres grandes grupos de arrugas:

  • Arrugas de expresión
  • Arrugas gravitacionales
  • Arrugas mixtas

Nuestros tratamientos para los surcos y las arrugas combinan :

  • Peelings químicos específicos de mayor o menor profundidad para acelerar la exfoliación natural de la capa superior de la piel y su siguiente renovación. Los peelings promueven la regeneración celular incrementando la producción de colágeno. Se consigue una piel sana, tersa y libre de impurezas, atenuando también arrugas y rejuveneciendo la piel.
  • Rellenos: La utilización de rellenos (Hidroxiapatita cálcica, Betafosfatotricálcico, Acido hialurónico), nace de la necesidad de remodelar la cara en su conjunto, tanto en reposo como en movimiento. El conocimiento de los cánones de belleza, un estudio anatómico detallado del paciente y la combinación de los distintos materiales de relleno en las diferentes capas cutáneas consiguen en pocos pasos, una armonía en el rostro, simetría y un aspecto juvenil y atractivo.Los rellenos dérmicos son sustancias que se inyectan en la dermis o hipodermis para aportar volumen en depresiones cutáneas, arrugas, surcos, cicatrices o atrofias de tejido. También permiten el aumento o la remodelación de ciertas zonas faciales como pómulos, mejillas, mentón, labios, nariz.Existen diferentes tipos de rellenos: Radiesse®, Atlean®, Restilane Perlane®, Juvéderm®, Esthelis ®, Fortelis®,Emervel®, y escogeremos el más adecuado según las necesidades y peculiaridades del paciente. En todos los casos, los materiales utilizados son de calidad superior y cuentan con la autorización sanitaria del Ministerio de Sanidad y Consumo.
  • Infiltraciones con Vistabel ®/Botox ®/Bocouture ®: la expresión de la cara es un componente clave en la forma de relacionarnos con los demás. El estudio de las características anatómicas e Individuales de cada paciente, es una parte esencial en nuestra consulta. Nuestro objetivo y el de nuestros pacientes, es obtener un aspecto relajado, fresco y natural, con una piel brillante y renovada, en vez de una cara inexpresiva. En los últimos años, la Toxina Botulínica tipo A, más conocida con los nombres comerciales de Azzalure – Botox – Bocouture – Vistabel, se ha convertido en un pilar fundamental dentro de los tratamientos médico-estéticos no invasivos para la prevención y corrección del envejecimiento. Su capacidad para suavizar rápidamente las arrugas producidas por los músculos faciales, incluso hacerlas desaparecer de forma segura y reversible, sitúan a la Toxina Botulínica a la vanguardia de la terapia del rejuvenecimiento. Líneas del entrecejo, líneas de la frente y patas de gallo, son las tres principales indicaciones del tratamiento con Toxina Botulínica. Indicaciones faciales más avanzadas, comprenden la atenuación de las arrugas nasales y peri bucales, el levantamiento de la punta de la nariz, la elevación de las comisuras de la boca, la corrección de la sonrisa gingival, la remodelación del óvalo mandibular y bandas verticales del platisma del cuello.
  • Radiofrecuencia:  El paso del tiempo suele provocar un cierto descolgamiento de la piel, sobre todo en el área de las mejillas y del cuello. Actualmente una de las técnicas más eficaces para poder solucionarlo y que además no conlleva una intervención quirúrgica es la radiofrecuencia.
    El tratamiento de Radiofrecuencia produce un calentamiento de las capas más profundas de la piel, aumentando la circulación de la zona tratada y favoreciendo el drenaje linfático; permite mejorar el metabolismo del tejido graso subcutáneo y estimula la formación de colágeno de las capas más internas de la piel, por lo que sus efectos se prolongan en el tiempo. El calor generado inmediatamente consigue un estiramiento del tejido cutáneo, permitiendo así reducir los signos de flacidez y dejar una piel tersa.
    La Radiofrecuencia también puede utilizarse en otras zonas que, por el paso del tiempo o por el estiramiento de la piel, presentan flacidez, como en la zona del abdomen o cara interna de brazos. Se utiliza también para el tratamiento de la celulitis.

Los precios varían en función de la técnica y el producto utilizado en cada paciente. Siempre se realiza presupuesto gratuito previo al tratamiento.